wWw.ReflexionCristiana.Net
Mensajes Cristianos diarios basados en historias de la vida real, anecdotas, temas de interés y circunstancias de la vida que nos motiven a hacer un alto en nuestra vida agitada para pensar en los valores reales que con tanta frecuencia tendemos a olvidar, palabras que nos orientaran a centrar nuestra atención en Dios y tener más vida interiorRecibe reflexiones diarias y recursos cristianos Gratis en tu email, Pensamientos y reflexiones biblicas sobre la superacion personal, motivacion Como tener mas felicidad y mejor calidad de vida
August 23, 2014

Aunque No Veas Los Frutos

border=0En un pueblo rodeado de montañas vivía un anciano al que la gente del lugar llamaba el Loco.La gente se reía al verlo pasar y se burlaba de él. El hombre iba humildemente vestido, sin posesiones, sin una casa que se fuera de su propiedad, sin una esposa ni hijos; como diría mucha gente era un desdichado y como opinaban otros, era un inútil que no beneficiaba a la sociedad. Pero este hombre viejo ocupaba su vida sembrando árboles en todos los lugares donde pudiera. Sembraba semillas de las cuales nunca vería ni las flores ni el fruto y nadie le pagaba por ello y tampoco se lo agradecían, nadie lo alentaba y por el contrario, era objeto de burla ante los demás. Sucedió que un día cabalgaba por esos rumbos el Rey de aquel lugar, rodeado de su escolta y observaba lo que sucedía verdaderamente en su reino. Al pasar por aquel lugar y encontrarse al Loco le preguntó: ¿Qué haces, buen hombre?

- Sembrando Señor, sembrando Respondió el anciano.

- Pero, ¿cómo es que siembras?. Estás viejo y cansado, y seguramente no verás siquiera el árbol cuando crezca. ¿Para qué siembras entonces? Preguntó el Rey.

- Señor, otros sembraron y he comido, es tiempo de que yo siembre para que otros coman.

El Rey quedó admirado con la sabiduría de aquel hombre y le dijo: Pero no verás los frutos, y aún sabiendo eso continuas sembrando… Por ello te regalaré una monedas de oro, por esa gran lección que me has dado. El Emperador llamó a uno de sus guardias para que trajese una pequeña bolsa con monedas de oro y las entregó al sembrador.

El anciano respondió: ¿Ve, Señor, como ya mi semilla ha dado fruto? Aún no la acabo de sembrar y ya me está dando frutos, y aún más, si alguna persona se volviera loca como yo y se dedicara solamente a sembrar sin esperar los frutos sería el más maravilloso de todos los frutos que yo hubiera obtenido, porque siempre esperamos algo a cambio de lo que hacemos, porque siempre queremos que se nos devuelva igual que lo que hacemos. Esto, desde luego, sólo cuando consideramos que hacemos bien, y olvidándonos de lo malo que hacemos.

El Rey lo miró asombrado y le dijo: ¡Cuánta sabiduría y cuánto amor hay en ti!, ojalá hubiera más como tú en este mundo.Con unos cuantos que hubiese, el mundo sería otro; mas nuestros ojos tapados con unos velos propios de la humanidad, nos impiden ver la grandeza de seres como tú. Ahora me retiraré porque, si sigo conversando contigo, terminaré por darte todos mis tesoros, aunque sé que los emplearlas bien, tal vez mejor que yo. ¡Qué Dios te Bendiga!.

Y terminado esto, partió el emperador junto con su séquito, y el anciano siguió sembrando y no se supo de su fin, no se supo si terminó muerto y olvidado por ahí en algún cerro, pero él había cumplido su labor.

Los seres humanos tenemos la tendencia de hacer las cosas esperando una recompensa, ver los frutos de nuestro trabajo, ser reconocidos. Pero existen muchas veces que, como el anciano al que llamaban Loco no veremos inmediatamente los resultados pero debemos seguir haciendo las cosas con la misma dedicación y el mismo amor que podríamos a un trabajo que daría frutos inmediatamente.

Puede ser que nunca lo sepamos pero con nuestras acciones, nuestro ejemplo, nuestras palabras, podemos estar marcando la vida de las personas que nos rodean. Siempre hay gente observándonos y todo lo que hacemos repercute.

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. Colosenses 3:23

Que nuestras acciones y palabras siempre sean las mejores, que siempre podamos sentirnos felices y en paz por las semillas que sembramos, aunque no veamos sus frutos ahora.

Fuente: Cvc la Voz

Relacionados El Orden Rutina Promesa Cumplida Contrario A Lo Que Imaginaba Cada Día Tu Labor Secreta Entre Truenos Y Relámpagos Prometo Bendecirte En Todo Dispuesto A Recibir De Corazón Te Falta Algo Más El Secreto De Dios Dios Escucha Tus Oraciones Mis Consecuencias Atrapada ¡libérate! ¿cuánto Tardarás? ¿cuán Lejos Estás Dispuesto A Llegar? El Honesto Abe No Eres Dueño Del Sufrimiento Secando Lágrimas Problemas Que Salvan Oscuridad Y Silencio El Tiempo De Justicia ¿estás Muy Ocupado? Integridad Perdiendo La Vida En Suposiciones No Te Niegues A Hacer El Bien Sello De Amor Buscando Valientes Simplemente Calla Siendo “rico” Se Hizo “pobre” ¿quién Tiene La Culpa? Yo No Vuelvo Atras ¿lo Dejarías Todo? La Niña Y El Relámpago El Verdadero Autor Con Miedo A Vivir ¿estás Cuidando Tu Corazón? La Gracia De Dios Vida Con Proposito El Plan Perfecto ¡jamás Dejaré De Amarte! Esa Es La Voz De Mi Papá El Resto Lo Hago Yo Vale La Pena Confiar En El! ¡no Te Sueltes De Su Mano! El Sufrimiento Que No Entiendo No Te Pases El Rojo El Motor Más Poderoso De Visita ¡ya No Lo Soporto Más! ¿miedo A La Muerte? Sin Solución ¡levántate Y Camina! La Vasija Invaluable Buscando La Felicidad No Te Quedes Callado Humildad No Es Lo Que Parece Corazón De Niño La Esposa Olvidada ¿con Quién Está Tu Lealtad? En Los Brazos De Mi Padre El Jardín Del Rey No Soy Como él Camellos El Mejor Príncipe No Me Grites Una Cuestión De Actitud Dos Monedas Formula De Vida Decide Perdonar Gota A Gota Ya No Puedo Nadar Contra La Corriente Ofrenda Verdadera La Historia De Un Himno Que No Te Dejará Indiferente El Ciego, El Enfermo Y El Muro Los Tres Sobres La Pregunta Del Millón: ¿dios Existe? La Vecina Del Barrio Mamá, ¡el Pastor Habla De Tí! Mirarse En El Espejo El Asalto ¡para Esa Estrella Sí Tuvo Sentido! Aprovecha Bien Tu Tiempo El Viento ¡deja De Escapar! Airaos Pero No Pequéis ¿llorar Es De Débiles? Auxilio En La Carrera El Kilómetro Más Veloz Del Mundo Esforzaos Y Cobrad Ánimo Las Palabras Obediencia Y Reposo Volver A Empezar Nuevamente Dejando Atrás El Dolor Perdonando Como Dios El Payasito Paz En La Tormenta No Importa La Cantidad Si No La Calidad ¿te Sientes Cansado (a) Y Sin Fuerzas? Ponte En Sus Zapatos Corramos Juntos El Frasco De Remedios ¡nueva Partida! La Herida Aunque No Veas Los Frutos Lo Inseparable En Las Manos Del Maestro Dios Jamás Te Dejará Ni Abandonará Muertos Para Vivir ¿ A Dónde Va Mi Vida ? Una Cruz Pesada.. ¿o No? ¿cómo No Agradecerte? ¿haz Pensado Volver Atrás? La última Lágrima Vuelve A Casa ¡no Olvides Tus Sueños! Ojos Que No Ven, Corazón Que No Siente Dios No Se Olvida No Puedo Cruzarme De Brazoz Tu Historia De Amor ¿de Qué Material Estas Hecho? Necesitas Cuerda La Condición Para Un Milagro En Una Dificultad. ¡hoy Es El Concierto De Tu Vida! Jesús En Mi Casa Lo Que Cuesta Madurar Lo Que No Cambia… Renuevate No Temas Te Amo La Ciudad De Los Pozos Sin Saber Por Que ¿cómo Está Tu Ropero? Como La Taza De Café La Tumba Del Renacuajo El Lazo Invisible ¿quién Es El Enemigo? ¿las Palabras, Se Las Lleva El Viento? ¡el Gran Secreto! No Interrogues, Agradece Cuando Las Estrellas No Brillan El Aroma De La Motivación La Arañita ¿qué Persona Eres? ¿de Qué Soy Capaz? Has Intentado Llegar A Su Corazón? Raices Profundas La Casa Abandonada ¿todo Me Pasa A Mi? La Montaña El Bien Que Olvidamos Ahora Tu Un Regalo Llamado “perdón” Sal De La Oscuridad Sus Sueños Serán Tus Sueños Quiero Ser… Agua En El Desierto ¿estás Seguro? Siempre Habrá Un Resultado Final “tranquila, Yo Pago” ¿la Pluma O La Mano? Destino Final Vuelve El Mensaje En El Anillo El Joyero Le Amo Sin Haberle Visto ¡pastor Y Mucho Más! Un Verdadero Compañero ¡comparte Tu Tesoro! ¿por Qué Estás Desanimado/a? “no Temas, Duerme” Seamos Como El Lápiz ¿sólo Perdón? Moradas En El Cielo ¿ocultas Algo? Y Tú ¿qué Harás? ¡a Construir Puentes! Tiempo De Perdonar Un Sabroso Pastel Aprendamos La Lección Con Lo Mejor Que Tenemos El Cuadro No Niegues Tu Fe No Abandones Su Misericordia Cinco Granos De Arroz Volviendo A Su Perfecta Voluntad Vuélvelo A Intentar!! Que No Te Detengan No Me Dejes Caer Sobrenatural Con Pasión No Te Quejes; Alaba Su Perdon Nuestra Vida Intima En Medio De Las Pruebas Triunfador Tu Guardador La Instruccion De Dios Jehova Tambien Esta Contigo Este Es Mi Mandamiento El Jefe No Manda; Sirve ¿ Por Que Te Afanas ? Decisiones Debajo De Sus Alas La Paz De Dios El Hombre De La Mano Seca Nunca Es Tarde Permite Que Dios Resucite Tus Sueños En El Camino Aprendi El Da Fuerzas Al Cansado Devolviendo Amor Para Los Que Aman A Dios Hacia La Cruz Envíame A Mí Levanta Tus Manos Nada Fue En Vano Todo Lo Que Dios Hace Es Perfecto El Poder De Las Palabras Perseverancia Lo Que Digo Y Lo Que Hago Mi Refugio Amen Depende De Dios El Amor De Dios Dios Ya Conoce Tus Grietas Si He Hallado Gracia En Tus Ojos El Pasado Como La Mariposa Un Verdadero Amigo En Las Manos Del Herrero ¿cuánto Pesa Una Oración? Puedes Ser Libre No Te Preocupes En El Mundo Tendreis Afliccion Pero Confiad Un Dia Ala Vez Enemigos Del Gozo El Gozo Sal De La Cueva Verdaderos Adoradores El Misterio Del Viento El Amor Que Todo Lo Espera Corred De Tal Manera Que Lo Obtengáis No Te Des Por Vencido
Copyright 2012 All Rights Reserved | Portal Evangélico Tiempo de Esperanza | BATERIAFINA